El sector lechero está expectante de lo que pueda pasar en la próxima reunión del día miércoles. Allí las partes, trabajadores, empresarios y gobierno, buscaran una salida al conflicto, que tuvo su punto más complejo el pasado fin de semana, cuando los productores tuvieron que derramar leche en sus tambos por la demoras en la recolección. Ayer, en la DINATRA, las partes acordaron pasar a un cuarto intermedio y no tomar medidas de ningún tipo que puedan afectar a la producción lechera mientras se trabaja para encontrar una solución.

Ignacio Asumendi, Presidente de Trale, dijo que la diferencia está en que los trabajadores piden que sean tomados 3 funcionarios de la empresa asociada a Trale que debió cerrar por problemas económicos y financieros en la localidad de Nuevo Berlín, con las mismas condiciones que tenían en dicha empresa, la misma pagaba un 70% por encima de los laudos del sector”.

“Nosotros no podemos tomar a esos trabajadores con las condiciones de privilegio que tenían en la empresa cerrada. Además, hay que entender que la producción de leche ha caído y eso afecta directamente a las empresas de transporte”, concluyó.

 

 

Escuche a Ignacio Asumendi entrevistado por Juan Dellapiazza en Punto de Equilibrio: