La Neozelandesa Fonterra en su subasta quincenal, mostró un aumento del 0,4% en el promedio de la tonelada de todos los productos, luego de cuatro bajas consecutivas, donde el precio promedio quedó en US$ 3.091.

Se destaca la fuerte caída en el precio de la manteca, de un 11,1%, quedando en US$ 4.575 la tonelada, descendiendo a los niveles registrados en febrero de este año.

En cuanto a la leche en polvo entera, tuvo un aumento del 1,7%, llegando a los US$ 2.83o, teniendo una suba luego de 4 caídas consecutivas. La leche en polvo descremada llegó a los US$ 1.774 por tonelada, teniendo una suba del 4,7%. El queso nuevamente tuvo una baja en sus precios, de un 3,9%, quedando en US$ 3.696, cerca de los valores registrados en la subasta de mayo de este año.