En lo que la mayoría de los expositores entendieron como positivo, este año se trasladó la jura anual de la raza al Prado, lo cual permitió tener la comodidad necesaria para los cabañeros, el ganado, la gente que fue a visitar la muestra y con los servicios necesarios para desarrollar una actividad que mejoró mucho con referencia al año pasado.

Después de una extensa y minuciosa jura del Canadiense Glenn Barkey se llegaron a los grandes campeonatos.

Para el jurado la muestra alcanzó un nivel excepcional y se fue gratamente sorprendido por el ganado que encontró en Uruguay, además dijo que “perfectamente estos ejemplares pueden competir al nivel más alto en cualquier show de Canadá”.

Mejor criador y expositor P.I fue para cabaña El Chivo de Antognazza Hnos. y mejor criador y expositor SH fue para cabaña La Muesca de Dario Jorcin.

La gran campeona SH, reservada y tercer mejor hembra correspondieron al expositor Darío Jorcin de cabaña La Muesca quien además se quedó con el premio a mejor ubre.

 

En PI la gran campeona y mejor ubre fue para la cabaña Don Policarpo, de Federico Benítez y otros, del departamento de Florida, la reservada y tercer mejor hembra fueron para la cabaña El Chivo de Antognazza Hnos. En tanto en los machos el gran campeón correspondió a la cabaña San Alberto, quien también expuso el reservado.