La capacidad de gestión tiene un rol cada vez más importante en los resultados económicos de las empresas, aseguró Carlos Molina, técnico del Instituto Plan Agropecuario, quien presentará el próximo martes los resultados de las Carpetas Verdes del último ejercicio.

Durante el ciclo productivo 2016-2017, el clima fue más benévolo para la ganadería, lo que permitió un crecimiento de las pasturas, sobre todo en la segunda parte del ejercicio muy superior al promedio, alcanzando en algunas zonas aumentos de hasta 40%.  Esto en muchos casos fue aprovechado por los productores, pero preocupa que muchos otros no pudieron capitalizarlo.  A pesar de la suba generalizada de los costos, y de la baja de los valores del ganado gordo, algunos productores pudieron mejorar sus ingresos transformando ese pasto disponible en más kilos de carne.

Molina destacó que, en el último ejercicio, el precio del ternero defendió a los productores criadores en detrimento de los invernadores. Agregó que las empresas del Norte y Litoral Norte, tuvieron resultados muy similares al año pasado, mientras que en el este, tras dos años muy malos por sequías e inundaciones, se recuperaron los niveles de productividad permitiendo mejorar los ingresos.

Escuche a Carlos Molina, técnico del Instituto Plan Agropecuario, en diálogo con Juan Dellapiazza en Punto de Equilibrio