Carlos de Freitas presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), sostuvo que el paro de los funcionarios de la industria frigorífica “le quita poder negociador a la oferta, que ha venido ganando”. Sobre el momento, dijo que “hay selectividad por parte de la demanda, los precios en la última semana subieron, “el novillo de abasto quedó en US$ 2,90 de promedio, una categoría que tiene poca oferta. El mismo valor tiene el novillo especial de exportación, que también escasea en estos momentos”.

Indicó que los novillos de campo están en US$ 2,86 y la vaca especial está en US$ 2,65. “Nos hemos pasado el año diciendo que hay poca oferta, pero lo importante es que todo lo que aparece la demanda lo absorbe. Estábamos acostumbrados a que en esta época del año aparecieran los movimientos tácticos, en donde la demanda no actuaba y se formaban los tapones de ganado, este año esto no ha pasado y es algo muy importante para el negocio”.

Agregó que el paro de los funcionarios de la industria frigorífica “le quita poder negociador a la oferta, que ha venido ganando”. Consideró que “si la demanda está absorbiendo los ganados a estos precios es porque le sirve, sino no actúa”.

Destacó el nivel que viene mostrando la faena en este 2017, que subió un 14,5% frente al mismo periodo de 2016, “donde se vio que la industria y el país, aprovecharon la bonanza climática, que ha jugado un papel fundamental en gran parte de los ganados faenados, estuvo la materia prima disponible y se industrializó”.

Escuche a Carlos de Freitas, entrevistado por Ruben Silvera y Federico García, en Punto de Equilibrio.