Syngenta, de propiedad de ChemChina, está subiendo inversiones en el área semillas con US$ 400 millones para crecer y expandirse en los próximos años. La compañía está sumando nuevos empleados, ampliando las capacidades de investigación y “buscando agresivamente oportunidades de adquisición y asociación”.

“Se puede esperar que seamos agresivos en la búsqueda de adquisiciones que complementen nuestra cartera”, dice David Hollinrake, Presidente de Semillas de Syngenta para América del Norte. “Nidera es una adquisición reciente, que es un punto de prueba. Ofrecen genética líder en el mercado en América del Sur para la soja y el maíz, que es complementario al de nuestras capacidades allí”.

“Estamos creciendo en el negocio de semillas en EE.UU. y agregando inversiones que respaldan el crecimiento del negocio”, agrega. “Queremos mejorar nuestra posición actual, la cuota de mercado, en un distante N° 3, a un N° 3 pero más cercano al N° 2″.

Syngenta anunció recientemente que firmó un acuerdo de licencias de tratamientos de semillas a nivel mundial con Nippon Soda, una compañía química japonesa. Syngenta obtendrá acceso al picarbutrazox, un nuevo ingrediente químico activo para el control de Pythium y las enfermedades del tizón de la plántula en varios cultivos”. El registro para picarbutrazox no se espera hasta 2019 en los Estados Unidos y Canadá.