Tras la creación en 2009 de un criadero propio de maíz en Argentina, el Director de IPB Semillas, Pablo Uteda, destacó que la experiencia hasta ahora ha sido muy favorable, con ensayos que vienen teniendo una muy buena aceptación y ventas que han pasado de 2.000 bolsas hace dos años a casi 10.000 en este 2017.

“Los primeros años hicimos mejoramientos a partir de un acuerdo con Monsanto, pero desde hace dos años decidimos incursionar con nuestros híbridos en el sector de picado y doble propósito, con múltiples ensayos en Argentina. Luego, surgió el interés de NUSEED (Compañía semillerista de origen australiano) quien tomó la distribución y hoy estamos vendiendo más maíz en Argentina que en Uruguay”. En este sentido, Uteda sostuvo que con la apertura comercial que ha tenido Argentina a partir del cambio de gobierno, “el futuro parece muy auspicioso”.

La base comercial de la empresa está ubicada en Miramar, al tiempo que la base operativa lo está en Pergamino, donde se lleva a cabo el testing y todo el proceso de planificación.

“El mercado viene funcionando muy bien, hay mucha demanda por híbridos para lo que es el picado y la verdad es que tenemos buenos ensayos que han tenido mucho éxito en la producción a campo”, explicó el Director de IPB Semillas.

Uteda también se refirió a la demanda de semillas de maíz y sorgo en el mercado uruguayo.

Escuche la entrevista a Pablo Uteda, Director de IPB Semillas, realizada por Ruben Silvera en Punto de Equilibrio