Los futuros de soja finalizaron la última rueda nocturna de la semana con ligeras bajas, posicionándose los contratos con entrega agosto-17 por encima de los 365 U$S/tn. Por un lado, las precipitaciones ocurridas en la jornada de ayer sobre los estados de Iowa, Illinois y Missuri, que se encuentran en el corazón productivo de EE.UU., ejercieron presión a los valores de la oleaginosa. En contraposición, el día de ayer, el USDA en su reporte semanal de sequia, marcó un deterioro en los territorios sembrados del país del norte. Así, los lotes afectados por algún grado de déficit hídrico ascenderían al 14%, frente al 13% registrado en la semana previa. El dato adquierió relevancia al tener en cuenta que los cultivos se encuentran ingresando en la etapa de definición de rindes.

En tanto, el maíz cerró la sesión sin grandes variaciones con respecto a la rueda de ayer, donde la primera posición se ubicó en torno a los 147 U$S/tn. Por un lado, el cereal sintió la presión de las mejores condiciones climáticas registradas en las últimas jornadas, las cuales serían beneficiosas para el desarrollo del cultivo, que se encuentra en la etapa de floración. Por otro lado, según el informe de sequias del USDA, a lo largo de la última semana, las sequías lograron expandirse sobre los territorios sembrados en EE.UU. De esta forma, cerca del 15% de los cuadros se encontraría afectado por algún grado de déficit hídrico. El nuevo dato da cuenta de un otro deterioro, respecto a la semana pasada cuando alcanzaba al 13%.

Para finalizar, los contratos de trigo apuntaron ganancias superiores a 1 U$S/tn., alentados por nuevos datos del tour de cultivos en EE.UU. Según se indicó, dadas las condiciones presentadas por los cuadros sembrados de primavera, los rindes en las distintas zonas escrutadas se ubicarían por debajo del promedio del año pasado y de las últimas 5 campañas. Adicionalmente, la situación hídrica de los suelos sembrados con trigo de primavera también habría experimentado un deterioro. Según el nuevo mapa de sequías del USDA, el 53% de los territorios se encontrarían afectados, frente al 50% registrado la semana pasada. En tanto, en el plano internacional, el sector exportador estadounidense busca posicionar su mercadería en la plaza mundial. El problema tiene origen en los países del Mar Negro, sobre los cuales se proyecta una buena campaña y se espera que tengan una mayor participación en el mercado internacional.

El cierre de ayer

Fuente: Grimaldi Grassi