Los futuros de soja lograron revertir las pérdidas registradas a comienzos de la jornada, finalizando la rueda con ganancias superiores a 1 U$S/tn. Por un lado, la oleaginosa se vio impulsada por el informe semanal de cultivos del día de ayer, donde el USDA recortó la calificación de los lotes de soja de buenos a excelentes hacia el 62%. En detalle, el organismo ajustó en 2 puntos porcentuales la condición de los cultivos antes mencionada, mientras que el mercado en promedio esperaba un recorte menor de 1%. Sumado a ello, las condiciones climáticas en EE.UU. continuaron desarrollándose en perjuicio la oleaginosa, con condiciones más cálidas y menores precipitaciones que los registros históricos. En contraposición, los contratos de soja sintieron la presión de ventas técnicas y toma de ganancias por parte de los inversores, dadas las 10 jornadas consecutivas de subas. En el plano técnico, los contratos con entrega Julio-17, se mostraron sobrecomprados enviando señales de venta a los operadores.

En tanto, los contratos de maíz revirtieron las pérdidas exhibidas a lo largo de la sesión, finalizando la misma a la par del cierre de ayer. Así, la primera posición en Chicago, se ubicó por encima de los 154 U$S/tn. Por un lado, el cereal sintió la presión de ventas técnicas y de oportunidad, dadas las continuas subas apuntadas en la última semana. Como consecuencia de dichas alzas en los valores, el mercado se ubicó en terreno sobrecomprado, enviando señales de ventas a los operadores. Por otro lado, recortes sobre las calificaciones de los lotes en EE.UU. por parte del USDA, limitaron mayores pérdidas en la rueda. Concretamente, al cierre de la jornada de ayer, el organismo recortó en 3 puntos porcentuales la calificación de los lotes del cereal de buenos a excelentes. Como consecuencia del ajuste, el 65% del maíz norteamericano acusa dicha condición. Se destaca, que el mercado aguardaba un recorte en menor medida hacia el 67%. Por el lado del clima, continuó dominando las condiciones secas y cálidas sobre el cinturón maicero de EE.UU., situación que resulta contraproducente para la fase de polinización que atraviesa el cereal.

Por último, el trigo logró cambiar la dirección bajista mostrada a lo largo de la jornada, y finalizó ligeramente en alza rondando los 197 U$S/tn. Por un lado, acorde a las expectativas del mercado, el USDA recortó la condición de buena a excelente del trigo de primera de EE.UU. en 2 puntos porcentuales. Así, el 35% del cereal norteamericano se califica en dichas condición, muy por debajo del 70% que era lo registrado a la misma fecha del año pasado. En tanto, las precipitaciones no llegan sobre los principales estados productores de EE.UU., generando mayor temor a los analistas. El clima continuó seco y con altas temperaturas, perjudicando a los cultivos. En contraposición, el cereal se vio presionado por ventas de oportunidad, dadas las fuertes subas de las últimas ruedas. Además, los contratos del cereal se muestran sobrecomprados, incitando a los operadores a vender. En tanto, el día de ayer, el USDA anunció que el 67% de la variedad de invierno se encuentra cosechado. Dicho guarismo resulta ligeramente superior a los registros del año pasado y al promedio de los últimos 5 años a la misma fecha.

Fuente: Grimaldi Grassi