El maíz cerró la rueda con leves ganancias, donde los contratos con entrega Jul-17 cerraron sobre los 146 U$S/tn. El debilitamiento de la moneda estadounidense frente a sus pares, actuó como soporte de los precios. En concreto, el índice DXY que compara al dólar norteamericano frente a una canasta de las principales monedas del mercado, acumuló su quinta jornada en baja y se ubicó por debajo de los 98 puntos. Dicha situación, tornó al cereal norteamericano más atractivo en la plaza internacional.

Por otro lado, desmejoraron las condiciones climáticas que permitieron avanzar fuertemente con las labores de siembra la semana pasada. En detalle, se registran leves lluvias en la región Este del cinturón maicero de EE.UU. Sin embargo, en la restante región del Medio Oeste norteamericano, premian la condición seca y las buenas temperaturas.

En tanto, los futuros de trigo finalizaron la jornada en alza, rondando los 157 U$S/tn. Reportes de nuevas licitaciones por parte de distintos importares, alentaron los valores del cereal. A su vez, el mayor impulso se produjo de una nueva licitación de Egipto, el más importante comprador de trigo a nivel internacional. Se destaca, que los analistas se mostraron sorprendidos, debido a que estimaban que el país egipcio, ya había cubierto sus necesidades de la campaña 2016/17. El movimiento del mercado internacional, encontró a EE.UU. en un buen momento, donde el debilitamiento de su moneda, tornó más atractiva su mercadería.

La soja finalizó la operatoria con ligeras pérdidas, luego de mostrarse en alza gran parte de la rueda. Ventas técnicas y la mejora en las condiciones en el corto plazo, donde habrían cesado las lluvias en la región este del corazón productivo de EE.UU., presionaron los valores de la oleaginosa.

Por otro lado, el dinamismo del sector exportador norteamericano, brindó sostén a los precios. En concreto, el día de ayer, el USDA reportó ventas privadas desde el país del norte por 132.000 tn., hacia un destino que no declaró. En tanto, la falta de intención de venta por parte de los productores sudamericanos, le adiciona soporte a los precios. Según los analistas, el mercado sabe que existe un abultado volumen del poroto en América del Sur, pero que no se encuentra disponible en estos niveles de precios.

Fuente: Grimaldi Grassi