La soja finalizó la segunda sesión de la semana en alza, con ganancias cercanas a 2 U$S/tn., luego de alcanzar un máximo de 7 U$S/tn. de variación positiva. Por un lado, la oleaginosa se vio impulsada por el reporte semanal de cultivos del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés). En detalle, luego del cierre de la rueda de ayer, el organismo recortó en 1 punto porcentual la calificación de los lotes de la oleaginosa hacia el 61%. Se destaca, que a la misma fecha del año pasado la condición acumulaba un 71%. Por otro lado, desde el plano climático en EE.UU., las perspectivas de temperaturas y precipitaciones continuaron preocupando a los analistas. Sin embargo, se recuerda que a la oleaginosa norteamericana tiene más tiempo para revertir la condición de los lotes, debido a que todavía no entró en una etapa crítica de su desarrollo.

En tanto, los contratos de maíz cerraron la jornada con leves ganancias, ubicándose los contratos con entrega septiembre-17 por encima de los a 148 U$S/tn., alentados por las peores condiciones mostradas en el informe semanal de cultivos del USDA. El día de ayer, el organismo ajustó a la baja la condición de buena a excelente de los cultivos hacia el 64%, marcando un variación de 1%. Se destaca, que a la misma fecha del año pasado, el maíz norteamericano registraba un 76% en la calificación de buena a excelente. Se recuerda que el cereal atraviesa la etapa de polinización clave para la definición del rendimiento de los campos, el pronóstico del tiempo para la próxima semana en el cinturón maicero de EE.UU., agregó impulso a los precios. Concretamente, las proyecciones apuntan hacia temperaturas por encima de la media, que amenazan con descender aún más la calidad de los cultivos norteamericanos.

Por último, el trigo finalizó la rueda nocturna en terreno negativo en torno a 184 U$S/tn. El cereal se vio presionado por la débil demanda internacional sobre la mercadería de EE.UU. en las últimas jornadas. En concreto, Egipto el mayor comprador mundial del cereal del mundo, adquirió atreves de una licitación internacional 300.000 tn. de trigo originadas en Rusia, Rumania y Francia. Como consecuencia, la merma en la demanda mundial hacia EE.UU., limitó las posibles subidas de precios, pese a las preocupaciones sobre las condiciones de los cultivos norteamericanos.

Por otro lado, al cierre de la rueda del lunes, el USDA recortó en 1% la calificación de buena a excelente de los lotes del cereal, otorgando soporte a los valores del trigo. Así, el cereal acumula un 34% de calificación, muy por debajo del 69% y de los registros históricos a la misma fecha de otros años. Así, el mercado continuó recibiendo soporte desde la preocupación por la escasez de oferta de mercadería de alta proteína, luego del estrés de temperaturas que sufre la variedad de primavera en EE.UU. Sumado a ello, los pronósticos climáticos indican temperaturas por encima de la media y precipitaciones por debajo de los registros históricos, situación que condicionaría aun más los lotes del cereal.

Fuente: Grimaldi Grassi