Guillermo Pérez, Director del Laboratorio Analítico Agro Industrial (LAAI) dijo que la calidad de la soja, “en esta zafra fue muy buena con niveles promedio de dañado por debajo del 8%, que es lo que exigen los mercados, y niveles de aceite que superan lo que marca la norma Anec 41, que es ubica en 18,5%”.

El protocolo de soja firmado con China fue lo que acaparó la atención en esta zafra, “porque terminó provocando un aumento en los costos al productor”, dijo Pérez.

Para el Director del LAAI, “indudablemente cuando se informa al mercado lo del protocolo, nadie estaba preparado para esto y eso llevó a que fuera por momentos una situación muy complicada, porque había contratos que ya estaban firmados y en los cuales no se hablaba de las malezas que marca el protocolo”.

A partir de ahora, “para los productores será tan importante tener un buen cultivo como hacer un buen control y seguimiento de los muestreos que se hagan en las cosechas”.