Para el Responsable de Originación de Louis Dreyfus Company (LDC) para Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, Marcos Uranga, de mantenerse la cotización de la soja en el mercado internacional, nuestro país podría incrementar su área cerca de 3%.

Tras participar en dos jornadas organizadas por LDC, en Young y posteriormente en Mercedes, Uranga destacó que el régimen continuo de lluvias del último verano le permitió a Uruguay cerrar una cosecha de soja de 3,5 millones de toneladas a pesar de que el área ha venido cayendo en las últimas 3 zafras. Sin embargo, “el rinde promedio país estuvo unos 500 kg. por ha por encima del promedio de los últimos 5 años”, lo que explica el excelente resultado productivo de la última campaña. Dado de los buenos niveles de producción de la zafra anterior, “es de esperar que Uruguay, al menos mantenga su área en 1,2 millones de has o incluso, que se registre un incremento del orden del 3%”.

Sobre el comportamiento en los otros países de la región, Uranga destacó que, en Argentina más allá de los problemas ocasionados por el exceso de agua se logró alcanzar una producción record de 57 millones de toneladas. Pensando en la próxima zafra, destacó que en la vecina orilla dependen mucho de lo que suceda con la primavera. “Hay zonas que siguen estando inundadas por lo cual es de esperar una leve caída del área de soja”. El año pasado se sembraron 19 millones de has, mientras que para esta campaña se estima una baja que podría alcanzar al 3%. “El maíz ganaría terreno ya que el de segunda tiene más proporción que el de primera, por lo tanto, el área que no se siembre con soja, podría sembrarse con maíz”.

Paraguay, en tanto, no tiene mucho margen para crecer en cuanto a área. Sin embargo, el especialista de Dreyfus, estimó que sí se podría dar un crecimiento en la zafriña, donde la segunda siembra de soja podría ganarle a la de maíz. Paraguay siembra unas 3,5 millones de has. El año pasado la producción alcanzó las 9,7 millones de toneladas. “La producción depende mucho del clima, porque si no llueve en diciembre, la misma puede rondar entre 6,5 y 7 millones de toneladas. Pero si llueve, la producción se eleva a entre 9,5 y 10 millones de toneladas”, explicó.

En Bolivia en tanto, de mantenerse los actuales precios, es de esperar un área muy similar a la campaña pasada. Uranga recordó que este país enfrentó en la última zafra, primero una fuerte sequía, y posteriormente excesos de lluvias. De todas formas, destacó que la producción fue mejor a lo esperado en un país donde la molienda alcanza 1,9 millones de toneladas, que es lo necesario para abastecerse y tiene un saldo exportable de entre 200 y 250 mil toneladas.

Escuche la entrevista a Marcos Uranga de Louis Dreyfus Company en diálogo con Ruben Silvera en Punto de Equilibrio