El Ing. Alexis González gerente de producción de ADP, dijo que fue un año en donde hubo que pensar bien los pasos a dar. “En base a eso fuimos planteando distintos escenarios con distintos precios y rendimientos. Llegamos a un plan de siembra final a mediados de abril, que era el que nos daba la mejor opción para la empresa. Fuimos por ese plan y lo pudimos cumplir a pesar de las condiciones climáticas”.

“Nos hubiera gustado haber terminado sobre fines de mayo y terminamos a mitad de junio, pero no creo que eso repercuta en la calidad y el rendimiento del trigo. Lo que hicimos fue acortar algún ciclo”, explicó González. El área de invierno de ADP se reparte en partes iguales entre los cultivos de trigo y canola.

Consultado sobre el impacto de las últimas lluvias, indicó que “a esta altura esta lluvia no afecta tanto a los cultivos, porque los encuentra instalados, nacidos y con buena raíz. Se pueden ver afectadas las partes más bajas de la chacras. Por ahora no le tendría miedo a la lluvia. Es más, nos estaba faltando un poco de agua”.

Escuche a Alexis González, entrevistado por Ruben Silvera, en Punto de Equilibrio