Los futuros de soja finalizaron la rueda en terreno negativo, donde los contratos con entrega Jul-17 apuntaron pérdidas superiores a 11 U$S/tn. La oleaginosa se vio presionada, por el debilitamiento de la moneda brasilera frente al dólar norteamericano (-6%), que incentivó a los productores del país vecino a desprenderse de su mercadería. Se recuerda, que la apreciación del real en las últimas ruedas, había desalentado las ventas.

Sumado a ello, la crisis política en EE.UU., llevó a los fondos especulativos a la venta, situación que pesó sobre los precios. En detalle, los inversores buscaron reducir su riesgo, ante rumores de un juicio político sobre el presidente norteamericano. Por otro lado, la intensidad de la caída en los valores de la oleaginosa, estaría mostrando en principio, que los inversores apuestan a que el pasaje de área de maíz hacia la soja, puede ser mayor al previsto.

Al igual a lo ocurrido con la soja, la crisis política en EE.UU. condicionó la operatoria del maíz. Ventas por parte de los fondos especulativos, presionaron al cereal en la jornada. Adicionalmente, el debilitamiento del real brasilero frente al dólar, impulsó a los productores del país vecino a desprenderse de su mercadería.

En contraposición, aumentaron las proyecciones sobre un importante recorte en el área sembrada de maíz, situación que limitó las pérdidas en la rueda. En concreto, los lotes que no pudieron implantarse o resembrarse, pasaran a la soja. Se destaca, que según especialistas ya se ha superado la ventana óptima para la siembra del cereal.

Por el lado de las condiciones climáticas, en el corto plazo, habrían mejorado para la mayor parte del cinturón maicero de EE.UU., aunque se seguirían registrando precipitaciones sobre el Este del mismo. Se destaca, que para los próximos 7 días, se espera que lluevan 50 mm., sobre el Medio Oeste de EE.UU.

El trigo no estuvo exento de las bajas, y perdió el terreno ganado en la rueda de ayer. A la presión recibida desde las mermas en las demás commodities, se le sumó el peso de la abultada oferta global. Por otra parte, el cereal venía impulsado de la mano de las licitaciones internacionales, en especial por concretar ventas con Egipto, donde perdía terreno con Rusia, Ucrania y Rumania. El día de ayer, EE.UU. concretó negocios por 295.000 tn. del cereal al país egipcio. Se destaca, el aumento del riesgo de enfermedades en la región de Planicies, donde la excesiva humedad amenaza el rendimiento de los lotes.

En tanto, a media mañana de hoy, el USDA dio a conocer su informe semanal de ventas externas. Al 11 de mayo, el organismo reportó exportaciones de EE.UU. por 247.500 tn., resultando levemente superior a las 200.000 tn. que espera como máximo el mercado. Además, los negocios sobre la campaña 2017/18 también resultaron positivos para el mercado. Según el USDA, el país del norte realizó ventas externas por 393.100 tn., en línea con el máximo esperado por el mercado. Por último se destaca, que las exportaciones semanales de trigo de ambas campañas, resultaron superiores a las del reporte previo.

Fuente: Grimaldi Grassi