En la jornada de ayer y luego de la audiencia con los acreedores, la justicia dictaminó la liquidación de Cereoil y Molino Dolores. En esta nota se resume parte de lo que informaron los accionistas de ambas empresas a la sindicatura. Es un documento, que como marca la Ley de Concursos, fue presentado a la justicia. A los mismos accedió Revista Verde.

En el mismo se informa que el capital accionario de Cereoil y Nolston (Molino Dolores) pertenece un 55% a WJ Holding Company Corp. y un 45% a Seaboard Uruguay Holding Ltd. que es una subsidiaria del Grupo Seaboard. Dirigían a Cereoil y Molino Dolores, David Dannov y Gail Cummings (Seaboard), William Johnson (WJ Holding Company Corp).

Desde Seabord Overseas Limited se informa que: “Seaboard Overseas Limited (“Seabord”) no es ni fue accionista, ni tiene o tuvo participación (ni de hecho ni formal) en la administración de Cereoil Uruguay S.A., Nolston S.A. ni Bultery S.A. (las “Compañías”). Asimismo, expresa que “Seabord Uruguay Holding Ltd., es una sociedad distinta de Seabord Overseas Limited”, tiene un 45% de las acciones de Cereoil Holding Company Corp. que a su vez es accionista de Cereoil”.

También contestaron los Sres. David Dannov y Gail Cummings. Manifestaron “su mayor disposición a colaborar con la Sindicatura” y que fueron “directores no ejecutivos de las sociedades desde julio 2015…”. Expresaron también: “No tuvimos ni cumplimos funciones gerenciales por lo que no contamos con información propia de esa área. Tan es así, que cuando hicimos la solicitud de concurso de Cereoil Uruguay S.A. expresamente solicitamos que se requiriera la entrega de documentación necesaria para la presentación. Concretamente, se solicitó la intimación a Cereoil a agregar la documentación contable, en especial los balances de los últimos tres ejercicios y un listado completo de los acreedores sociales e inventario de sus bienes y derechos”.

Agregan además que en “los meses previos a la solicitud de concurso de Cereoil, además, el cumplimiento de nuestro rol como directores no ejecutivos fue dificultoso. Como expresamos al solicitar el concurso, habíamos detectado que la situación de Cereoil Uruguay S.A. se había deteriorado y que tenía dificultades para cumplir con sus obligaciones, lo que resultó confirmado con un balance correspondiente a julio de 2016.

Continúan aseverando: “Intentamos – sin éxito – que Cereoil misma solicitara el concurso. Luego de varias instancias para lograr que los otros directores, con funciones gerenciales en las compañías, apoyaran la solicitud de concurso y la imposibilidad de acceder a toda la información financiera para ello, promovimos directamente la solicitud”.

William Johnson manifiesta que la formación de un Directorio, “se lleva adelante a pedido de Seabord, una vez que se concreta su incorporación accionaria. Al comienzo, con una participación suya del 45%, debería haber tres directores de parte mía y dos directores de parte de Seaboard. La dirección de las empresas, era demarcada por tres de sus directores, los dos de Seaboard, Dave Dannov y Gail Cummings y por mí. En ocasiones, participaba también el propietario de Seaboard, Steve Bresky.

Informa también que “desde marzo del 2016, la función de gerente financiero fue desempeñada por Alejandro Guzmán, funcionario de Seabord. Con relación al capítulo relativo a las deudas financieras con empresas vinculadas, en el expediente se menciona que existió una cancelación con Seabord por US$ 9.292.780 el 28 de febrero de 2016”.

También se menciona la existencia de “un acuerdo de capitalización por US$ 20.000.000 y un Mezzanine por US$ 30.000.000”, pero que “la información referente a esta capitalización, se encuentra en el Acuerdo de Accionistas. En el mismo hay una cláusula de confidencialidad”, que de acuerdo a lo informado a Revista Verde, la justicia ya solicitó acceder al mismo.