En términos interanuales, la economía creció 4,3% en el primer trimestre del año. En términos desestacionalizados, en el primer trimestre del año el PIB creció 1,5% con relación al último trimestre de 2016. El Ec. Ramón Pampin indicó que dicho crecimiento tiene algunos datos positivos “pero hay que desgranar el número para poder mirar hacia adelante y allí no estoy viendo con optimismo las perspectivas”.

También analizó el impacto de estos datos en la situación y señaló que “no necesariamente el crecimiento del PBI representa el estado de salud de todos los sectores productivos y los hogares”.

Resumen de los datos presentados por el Banco Central del Uruguay

El valor agregado de Comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles registró un crecimiento de 8,7%. El incremento de la actividad de los restaurantes y hoteles se destacó la incidencia de la mayor demanda realizada por turistas.

El sector agropecuario registró un incremento de 5,4%. La principal responsable de este resultado fue la agricultura, que creció debido fundamentalmente a la expansión de la producción de los productos de verano por los altos rendimientos obtenidos en la zafra 2016/2017. El valor agregado pecuario también se incrementó, con un buen desempeño de la producción vacuna, explicado principalmente por el aumento de la faena, así como por un incremento en la actividad lechera.

El sector de Transportes, almacenamiento y comunicaciones incrementó su valor agregado en 9,4%, como resultado de la expansión en la actividad de comunicaciones, así como por el crecimiento en el transporte y almacenamiento. En Industrias manufactureras, el valor agregado disminuyó 1,6% respecto al mismo trimestre del año anterior. Sin considerar la Refinería de Petróleo, cerrada durante parte del trimestre por mantenimiento, la actividad del sector creció 2,0%. Dentro de éstas se destaca la incidencia positiva de la industria frigorífica.

El sector Suministro de electricidad, gas y agua registró un crecimiento en el valor agregado de 1,4%, que respondió principalmente al aumento en el valor agregado de la generación y distribución de energía eléctrica.

En el primer trimestre de 2017, el valor agregado del sector Construcción presentó un leve incremento de 0,7% en términos interanuales, explicado por el crecimiento de la actividad en el sector público, principalmente en obras de vialidad y puertos aunque compensado parcialmente por una caída en las obras a cargo de la Intendencia de Montevideo, y por el descenso en la infraestructura vinculada a la generación y transmisión de energía eléctrica. Este crecimiento del sector público contrarrestó la caída registrada en el sector privado, que se observó principalmente en la construcción de edificios.

Escuche a Ramón Pampin, entrevistado por Ruben Silvera, en Punto de Equilibrio