“Los costos para producir son altos en comparación con nuestros competidores, que baje el IPC no quiere decir que los costos de producir hayan caído. Si conquistamos un mercado tratamos de no dejarlo, aunque genere menos margen en la empresa, eso concibe en un ajuste interno que no le hace bien al futuro de la misma. Creemos que las dificultades no están superadas, algunas empresas están exportando al costo para no perder mercados”, indicó Teresa Aishemberg, Gerente de la Unión de Exportadores.

En el mes de junio se dio una recuperación de las exportaciones, luego de la caída en el mes de mayo. La zafra de soja fue el principal motivo, teniendo un aumento en las exportaciones del 43%, y representó el 31,58% del total, debido a mayores colocaciones en China, Egipto, Túnez y Líbano.

En cuanto a la carne, quedó en segundo lugar, con un aumento del 24%, por ventas a China, Holanda, Israel y Brasil. En tercer lugar quedó la madera, con un aumento 16,2%, debido a las ventas a la zona franca y la exportación directa de madera a China y EE.UU. Los cereales, cayeron 4,6% por menores ingresos a la zona franca de Nueva Palmira y menos ventas a Brasil, pero aumentaron las ventas a Irak. Los lácteos aumentaron 14% por mayores ventas a Brasil.

La Gerente de la Unión de Exportadores, comentó que “el panorama es incierto para el segundo semestre, los mercados a los cuales vendemos todavía no se acomodaron, pero creemos que el 2017 va a ser mejor que el 2016. El desafío es aumentar la competitividad de Uruguay”.

Escuche a Teresa Aishemberg entrevistada por Ruben Silvera en Punto de Equilibrio